Sediento en la Babilonia estaba yo

1
Sediento en la Babilonia͜ estaba yo,
Do nada me pudo satisfacer;
Pero un día vine͜ a la͜ iglesia local,
Y fuentes de͜ agua viva encontré.
  Bebiendo de la fuente de͜ agua viva,
Muy contento͜ estoy,
Y satisfecho hoy;
Bebiendo de la fuente de͜ agua viva,
Maravillosa es su provisión.
2
¡Qué dulce͜ el agua viva que viene de Dios!
Fluyendo dentro͜ y fuera de mi ser;
Por fin yo he hallado el lugar que͜ ansié,
Donde͜ abundante vida encontré.
3
Hermano, ¿no vendrías a la͜ iglesia tú?
Fluyendo͜ aquí la fuente siempre͜ está¡;
Te quiere a la͜ iglesia͜ el buen
Pastor guiar, La sed en tu espíritu saciar.